martes, 21 de octubre de 2008

Marx (y Engels) fueron buenos economistas

Discrepo sobre que el marxismo, en su vertiente económica,

""Corrientes totalmente marginales en el mundo académico como el austroeconomismo, el marxismo o la economía radical están ampliamente sobrerrepresentadas en relación de cómo estarían en la sociedad científica""

De todas la teorías del crecimiento clásicas modelizadas el único modelo que fue bastante econométrico, y mereció un Nobel fue el modeo Samuelson-Marx. las propuestas de política económica del Manifiesto Comunista, enpiezan con un relativismo total, bastante neoprog, con un dependiendo de las condiciones socioeconómicas de cada sociedad, o algo parecido.

Y la teoría de la tasa decreciente de ganancia - mezclada con los monopolios shumpeterianos - explican bastante bien y simplemente las crisis de los modelos de producción. Es obvio que es cierto para cada modelo de producción, pero no supo predecir, que la evolución tecnológica crearía nuevos ciclos de productos con una tasa decreciente de ganancia también. Pero sirve de base para la explicación real junto con los monopolios shumpeterianos.

La teoría del valor trabajo es más cuestionable, pero es una explicación sencilla de que un trabajador por cuenta propia gana más que realizando el mismo trabajo asalariado porque el empresario se queda parte de su trabajo, o sea plusvalía, y que hay sectores donde el trabajador no puede ejercer su trabajo si no es asalariadamente, por lo que el empresario tiene más poder y puede apropiarse de mayor parte del valor de su trabajo.

Obviamente no lo explicó todo, ni todo acertadamente, pero todavía no he leído un libro socioeconómico mejor que el escrito por Engels, "El origen de la propiedad privada y el estado", en el que además acertó mucho de los efectos de la incorporación de la mujer al trabajo asalariado en 1898. Ni he estudiado clásicos de la economía que modelizados econométricamente den tan buenos resultados. Siquiera modernos, que disponen de excelentes programas. y los modernos que funcionan no son muy explicativos, más teniendo en cuenta los alisados exponenciales, las variables dummy y todos los trucos matemáticos que se utilizan. Añadiré que otro cásico, aunque ingeniero Janossy se puede unir al club de predictores sin medios modernos. Para no iniciados, Janossy hizo prediciones de crecimiento a largo plazo que se cumplieron basados en magnitudes macroeconómicas como el consumo de carbón, ácido sulfúrico y otras.


La Ley de la Gravedad » Blog Archive » Mi defensa de la ley de la gravedad

3 comentarios:

Citoyen dijo...

HOa miguel

Estoy a grandes rasgos de acuerdo contigo-menos en lo del valor trabajo; la teoría no hay por donde cogerla y está llena de vestigios hegelianos como la diferencia entre lo aparente y la esencia.

En general me seduce bastante el marxismo analítico http://en.wikipedia.org/wiki/Analytical_Marxism y creo por ejemplo que la teoría de la alienación es esencialmente correcta-aunque no sirva para lo que quería marx.

Al margen de eso, lo que yo indicaba en el post es que como metodología, el marxismo es una corriente marginal. Pienso esencialmente en el marxismo althuseriano, las formas de explicación funcional (explicar algo por sus consecuencias) y en general el holismo (el conflicto dialectico entre el capital y el trabajo).

Citoyen dijo...

Y algo parecido a la teoría del valor le ocurre a la teoría del falling rate of profit (yo lo traduciría por beneficios decrecientes) http://rrp.sagepub.com/cgi/content/abstract/12/1/1

mitcoes dijo...

Gracias por replicarme en mi propio blog, te devuelvo el cumplido.
Sigo discrepando, con tu aclaración, pero ahora por motivos distintos. En cuanto a lo de la metodología lo comparto, en el sentido filosófico. En cuanto a lo de al alienación, económicamente me la trae al pairo.

El trabajo de Marx y Engels fue enorme, respecto a la economía fueron, para mi, los mejores clásicos. Independientemente de sus posicionamientos políticos y filosóficos.

Sin declararse marxista, incluso declarándose neocon, o liberal la metodología económica para analizar la economía de una manera sencilla que funciona econométricamente - no pajas mentales sobre lo que debería ser si ciertos parámetros fuesen "perfectos" o sea cumpliesen los prerrequisitos de la paja mental - no como la inmensa mayoría de las teorías económicas que se estudian de origen posterior incluso algunas, que no funcionan con un despliegue matemático enorme y enormemente inútil - Lagrangianos, Hamiltonianos y demás que se estudian en teoría del crecimiento económico sin fundamento alguno para explicar la economía real.

En materia económica, aceptando que es difícil cuantificar su teoría del valor trabajo, hay que - como el método marxista recomienda - contextualizarla y relativizarla. Todos los clásicos tienen una teoría del valor trabajo, Marx no la inventó, simplemente expuso una alternativa, que, para mi es la más explicativa, junto con los monopolios shumpeterianos de la generación de valor de las empresas.

Me explico, en la construcción, los constructores ganan dinero a costa de pagar menos de lo que reciben a sus subcontratados, sean estos otras empresas o trabajadores directos. El valor del trabajo sería un sueldo elevado, pongamos como un catedrático, pero con poco trabajo estos empresarios - y ahblo de los pequeños - ganan más que un ministro, no digamos los promotores, cuyo principal trabajo es encontrar solares, clientes y financiación. La diferencia entre lo que ganan y el valor de su trabajo en el caso de la construcción depende sólo y exclusivamente de la parte de la cadena de contratación en la que se encuentren - en las grandes contratistas y contratas es similar, aunque algo más complejo -.

Obviamente valorar el trabajo del constructor individual con una pequeña "colla" de trabajadores directos, subcontratas, y coordinación es relativamente sencillo. Cualquier aparejador asalariado haría el mismo trabajo - excepto quizás el comercial - de una manera bastante más eficiente, y disponen de un sueldo de convenio.

Utilizar convenios para medir en economía es habitual, Salarios medios, mínimos, renta per cápita no son indicadores reales del bienestar, pero aproximan bastante.

Otra cosa es mezclar en sus trabajos filosóficos sus conocimientos económicos, en fin que Arquímedes es conocido por su principio, por mucho que su pensamiento en otras materias sea discutible. O sea que ser un posthegeliano no invalida en absoluto su análisis económico. Al menos en mi opinión.

Y obviamente no considero en absoluto esencia de las metodologías económicas marxistas engelistas la dialéctica hegeliana. Eso si existe un conflicto dialéctico entre capital y trabajo, tan obvio que el capital ha inventado un sinfín de trampas para diluirlo para poder tener opción al poder en las democracias.

La película REDS, por ejemplo ilustra como en USA se puede pensar como se quiera, menos en términos de dialéctica capital trabajo. Los nacionalismos hacen defensores del capital a muchos de los más explotados. Y el último invento es el capitalismo de masas, o sea hacer creer a los proletarios que son capitalistas por disponer de acciones que rinden cuatro duros, en sus fondos de pensiones o de inversión.

Desde muchísimos frentes luchan para crear cada vez más lumpenproletarios, hasta el punto de considerar peligrosa la asignatura educación para la ciudadanía.

Es un error gordo no entender que el mundo lo maneja una pequeña minoría que siendo un 5% de la población goza de la mayoría de los recursos del planeta, y las migajas se las reparten entre el 95% restante.

Las curvas de Laffer de distribución de la renta, la dsitribución entre la remuneración del trabajo y el capital son excelentes indicadores económicos y son postmarxistas.

Esto no quita que el holismo sea prescindible para muchos análisis, pero no del todo.