viernes, 9 de mayo de 2008

Reforma del estado español



Una revolución con minúsculas
http://www.bottup.com/index.php?option=com_content&task=view&id=3148&Itemid=70

De acuerdo, pero faltaría una plataforma con un mensaje colectivo aglutinante, y en positivo.

Muchos coincidimos a grandes rasgos con tu análisis, pero cuando nos ponemos a discutir que cambios aglutinarían una mayoría social, incluso sólo a una mayoría de izquierdas de la población, nos perdemos.

En mi imaginario el tamaño de las CC.AA. es demasiado pequeño para un estado federal.

Manteniendo las CC.AA., crearía estados por lenguas, y luego por cercanía socieoeconómica, así la antigua corona de Aragón, modernamente denominada Països Catalans sería un estado - con la fuerte oposición de los valencianistas (castellanistas disfrazados de anticatalanistas) que se dan mayoritariamente entre la derecha de la provincia de Valencia. Otro sería Euskalherria, tierras de habla vasca (Nafarroa más Euzkadi), con la consiguiente oposición de la derecha castellanista navarra, Galizia, y luego Al-Andalus (o como se le quiera llamar) a Andalucía más Murcia, Extremadura, Ceuta y Melilla, más Castilla la Mancha, Canarias, y el resto de España Castilla.

Esta división, que crearía unidades de gobierno de territorios suficientemente grandes y diversos , unidos por características lingüísticas y socioeconómicas no creo que fuera muy unánime para ser defendida, quizás sí implantada, y posteriormente aceptada.

A estos estados federales (que pudieran estar configurados de otra manera, en cuanto a los territorios castellanos sobre todo, por ejemplo incorporando Castilla la Mancha a Castilla). Deberían disponer del derecho de autodeterminación. Este pequeño cambio, haría que ETA quedara deslegitimada para seguir actuando, y probablemente provocaría su desaparición a medio plazo.

Yo propondría, legislaturas de 8 años, con elecciones presidenciales a doble vuelta, al estilo de las francesas cada 8, pero a mitad del período legislativo, pudiéndose presentar a las elecciones autonómicas sólo aquellos partidos con al menos el 3% de votos recibidos en las municipales, a las estatales solo a los partidos con algún diputado autonómico, a las presidenciales sólo a los partidos con algún diputado estatal, y para las federales, tanto presidenciales, como legislativas a partidos con representación en los parlamentos estatales.

Así el calendario electoral podría quedar con una elección anual, a fecha fija (segundo fin de semana de mayo, por ejemplo)
primer año concejos municipales,
segundo presidentes autonómicos,
tercero parlamentos estatales
cuarto presidenciales federales
quinto presidenciales municipales (alcaldes) sólo de candidatos de partidos en el concejo
sexto parlamentarias autonómicas
séptimo presidenciales estatales
octavo parlamentarios federales

Y así sucesivamente, eliminaría las diputaciones provinciales dando estas competencias a las comunidades autónomas.

El voto siempre sería en distrito único para cada elección, y mediante reparto por regla de tres (este concepto es importante porque los jueces entienden el término proporcionalidad de distinta manera que lo hacen los matemáticos y el diccionario). y los partidos estaría obligados a realizar primarias, tanto para los candidatos presidenciales, como para las legislativas, en este caso mediante listas cerradas y bloqueadas, en cremallera sexual, que manteniendo la cremallera sexual, manteniendo el reparto proporcional en el orden de los candidatos presentados. Por ejemplo en el caso de un 60-40 en resultados, para una lista de 5, el primero de la lista del 60(0.6>0.4), el segundo de la del 40(1.2-1=0.2<0.8), el tercero de la de 60(1.8-1=0.8<1.2-1=0.2), el cuarto de la de 40(2.4-2=0.4<1.6-1=0.6), y el quinto de la de 60 (3-2=1>2-2=0) (en caso de empate prevalece la opción más votada)

Respecto del derecho de autodeterminación regularía que los estados federales pueden convertirse en estados libres asociados si así lo vota más del 50% de los votos válidos emitidos expresando Si o No en dos referendos coincidentes con las elecciones legislativas estatales consecutivamente, y una vez obtenido este estatus, transcurridos 16 años desde el referendo, por el mismo sistema pudiesen acceder a la independencia. Así, de darse, se tardaría 40 años en llegar a la independencia paulatinamente, en el caso más rápido. Pero el derecho existiría, y además el estatuto de estado libre asociado, sería suficiente, pues es más económico mantener un ejército conjunto, y unos servicios consulares conjuntos, que es el único papel conjunto que yo le daría al estado federal en el caso de estados asociados, de hecho, mediante la OTAN y la UE esos servicios casi ya no pertenecen a los estados actuales.

Para el estado federal, dejaría algunas agencias estatales, como una policía para delitos federales, un presupuesto para infraestructuras federales, el ejército, los servicios consulares, y poco más.

Para los estados, el resto de competencias ahora en manos del estado central.

En tiempos de la dictadura, se vendía más música en catalán a pesar de estar censurada en la España no catalanoparlante que ahora, no estaría mal una cuota del 10% para la música en lenguas distintas del castellano en radios y televisiones, más de un 20% de los españoles hablan estas lenguas, un 10% sería una cuota razonable, dado que todos ellos son, al menos, bilingües.

Cada estado dispondría de su propia constitución, así este nuevo período constituyente generaría nuevas constituciones, que deberían incluir un método de reforma similar al propuesto para la conversión en estado libre asociado, y un método de aprobación por partes, con textos alternativos, al menos dos, y si hay más a varias vueltas, para que sean los ciudadanos los que de verdad voten por su ley de leyes, aunque sea a las propuestas menos malas.

Pero yo soy muy raro, y creo que esta propuesta no alcanzaría siquiera la masa crítica para poder ser debatida.

No hay comentarios: