martes, 21 de septiembre de 2010

El fracaso de la socialdemocracia gobernando

http://www.publico.es/internacional/337671/auge/partidos/ultras/confirma/toda/europa/ultraderecha#commentsContext

FRACASO  de la comunicación y educación socialdemócrata.
La crítica al nazismo ha venido sobre todo de otros ultraderechistas, como vencedores de la guerra, no como defensores de la LIBERTAD frente a los LIBERTICIDAS.

Los partidos socialdemócratas han sido más demócrata sociales - derecha moderada - que izquierdistas. Y los conservadores se han extremizado.

Cuando gobiernan deberían plantear empresas propiedad de fundaciones públicas protegidas de su privatización repartiendo sus beneficios entre muchas administraciones públicas, sindocatos, y otras organizaciones sociales,  - sustituyendo estos ingresos a las ayudas - de forma que además de destinar menos impuestos a estos fines, los usufructuarios de estos beneficios de estas empresas oligopolísiticas no tuviesen intención alguna de matar las gallinas de los huevos de oro.

Las telecomunicaciones, la energía, y el agua, osea los suministros, deberían estar en manos del estado, y no de oligopolios privados, con competencia, pero dominadas por el este tipo de empresas no privatizables, además de disponer una banca pública y empresas de construcción pública que compitiesen con ventaja contra las privadas.

Este pequeño cambio no haría menos libre económicamente nuestras sociedades, al contrario, y ese dinero ahora recaudado por oligopolios aliviaría la presión impositiva y/o incrementaría la cantidad y calidad de los servicios públicos.

Además de esta intervención anti oligopoliosprivados,que mejor antes, pero aún se puede hacer,  en una contraofensiva  a la privatizadora que hemos sufrido en los últimos lustros, los municipios deberían crear cooperativas tuteladas y/o fundaciones creadoras de empleo.

la planificación da mejores resultados económicos que la liberalización, al menos es menos estacionaria. Prueba de este ejemplo son Japón, Corea o a propia China sin dejar de lado los franquistas polos de desarrollo que tanto bien hicieron a la economía española. Planificar no significa estatalizar todo, pero si parte y el gran problema es que los estados han perdido poder económico estando a expensas, gobierne quien gobierne de las grandes corporaciones, con la desventaja para el ciudadano que cuando gobiernan las derechas, tienen el enemigo en casa.

No hay comentarios: