jueves, 26 de marzo de 2009

Bolonia y otras protestas estudiantiles

Hablando de la proporcionalidad « Geografía Subjetiva

Todos los años hay grupos que intentan hacer una protesta universitaria por algún tema para ganar protagonismo y afiliados a sus organizaciones.

De vez en cuando lo consiguen.

Decir que los estudiantes se manifiestan, es una falacia, pues, la gran mayoría no lo hace. Es más estas protestas se suelen decidir en asambleas, a las que no acuden los contrarios. Si se hiciese un referendum, sale lo contrario de lo que la asamblea ha dicho. Así ocurrió hace unos años con una protesta contra los planes de estudio en la Facultad de Económicas de Valencia, en la que yo era representante estudiantil, y en la que conseguí no se perdiera el curso, aprobándose este referéndum. resultado 2/3 a 1/3 contra la huelga, mientras en la asamblea era al revés.

Bolonia no va a perjudicar a los actuales estudiantes, en todo caso a los futuros, y no creo que los manifestantes lo hagan por solidaridad con los futuros estudiantes.

Los gobiernos deberían disponer de policías secretas que boicotearan este tipo de engaño, tanto a los estudiantes, muchos de ellos crédulos, como a sus padres que les financian las carreras, como a la sociedad que percibe que casi todos los estudiantes están en contra de estos cambios, cuando la mayoría son indiferentes a estos.

No es que esté en contra de que se proteste, de lo que estoy en contra es de que los intereses bastardos de unos pocos interesados en desgastar al gobierno de turno y conseguir un puñado de afiliados, estropeen el curso de algunos crédulos, y de las víctimas colaterales de los indiferentes.

Estudiar no es una profesión, si haces huelga estás perjudicándote, manifestarse es otra cosa.

No ir a clase, y no examinarse, es un boicot a tu esfuerzo de estudiante, y a quienes te mantienen, una solemne estupidez.

Si alguien quisiera boicotear a un comercio no comprando y haciendo campaña para que los demás no compren en él estaría bien, pero si impidiese a los que quieren comprar en él hacerlo, la policía debería intervenir, por mucha razón que su boicot, en su forma de ver las cosas, tuviera. Mucho más cuando se juega con el futuro de los estudiantes y de sus familias.

Por último, y no menos importante, nunca se ha conseguido nada así. Y en este caso parece muy claro quien está moviendo los hilos. la oposición en Catalunya, por cierto que de progresista nada, y quien no quiera verlo, es que de estas cosas sabe bien poco.


No hay comentarios: