viernes, 6 de junio de 2008

No se debe estigmatizar a ningún colectivo, y menos a un sexo.


Machismo es un término en si mismo sexista, pues se refiere a que todos los machos somos sexistas, ¿y si somos igualitaristas?

Como hombre me siento ofendido por el uso sexista del tema de la violencia entre las parejas y ex-parejas. Soy soltero convencido, pero escucho, y leo términos como "violencia machista" en vez de "violencia sexista", porque violencia feminista no se escribe ¿verdad?

Las estadísticas no son sobre personas muertas a manos de sus parejas - y luego segmentadas por sexo, edad, religión, nivel de estudios, ocupación o cualesquiera otras, son de mujeres asesinadas por hombres. ¿Donde están las de hombres asesinados por sus parejas?, por pocas que sean ¿Porqué no se recogen? ¿Cuando se discrimina al hombre no es discriminación por razón de sexo? ¿Cual es el hecho fundamental?

El que haya asesinatos entre parejas, probablemente sexistas los dos - el sexismo se da en los dos sexos - o en el que haya hombres asesinos de mujeres. ¿Cuantas personas asesinas son de pocos estudios? ¿Cuantas asesinadas? ¿Cuantas asesinadas son amas de casa?

Igual el problema está en que las amas de casa sexistas tienen más probabilidad de ser asesinadas por sus sexistas parejas, igual enseñando esto las mujeres jóvenes no quieren ser sexistas, pero si el problema reside en todos los hombres jamás se abordará bien.

Las actuales tasas de asesinatos de parejas y ex parejas rondan el 1 por millón habitante año, hay muchas más personas no cuerdas por cada millón de habitantes, y un poco enajenado mentalmente o poco cuerdo se debe estar para asesinar a una pareja o ex pareja, igual si se analiza a las personas asesinas, en un gran porcentaje padecen enfermedades mentales, igual son asesinatos de parejas o ex parejas por parte de enfermos mentales, no de "MACHOS".

Por cierto mi madre cursó estudios universitarios, es abogado, y jamás juez alguno la discriminó, yo que soy varón he sido discriminado frete a mis compañeras al tener la obligación de trabajar gratis, o sea, como esclavo del estado, un año, y ellas no, retrasando justo mi incorporación al mercado laboral cuando estalló una crisis, la del 93, cosa que me ha perjudicado el resto de mi vida. No conozco caso alguno de discriminación a mis compañeras de estudios. No digo que no existan, pero hay mucha manipulación de los datos.

No existe funcionario alguno que cobre menos o más que otro por razón de sexo, pero si dividimos la masa salarial entre sexos podríamos decir que el salario medio de los funcionarios es mayor que el de las funcionarias. Del empleo en general se dice cada 8 de Marzo, y no hay ningún/a empresario/a listo/a que emplee a sólo mujeres y sólo por este motivo se forre con el ahorro salarial. No sexistas, si, igualitaristas también, premiar a un sexo sobre otro, sea el que sea, no, y se está haciendo, yo no veo la necesidad.

1 comentario:

Guubel dijo...

No puedo añadir más porque me parece que has dado en el clavo de lo que muchos y muchas no ponen de relieve por el mero hecho de ocurrir de forma minoritaria. El hecho de que no se refleje en estadísticas ni telediarios hace que sea todavía menos que minoritaria: invisible.
Pero la violencia del sexo femenino contra el masculino TAMBIÉN ocurre.

Única puntualización: cuidado con tirar por el camino de que el enajenado está loco, o de que todos / una mayoría de los asesinos están o son enfermos mentales.
No, no, y no.
Cualquier psiquiatra te dirá que 1 de cada 4 personas, en promedio, sufrirá alguna depresión a lo largo de su vida. Y la depresión es una enfermedad mental...
Ojo, cuidao!!
Creemos que el asesinato es una aberración, pero ocurre, y la mayoría de las veces en personas sanas, bajo situaciones de tensión acumulada, prolongada y/o intolerable, luego debemos concluir que la causa principal de los asesinatos NO son las enfermedades mentales sin control. Son las personas que, como todos hemos estado alguna vez aunque no queramos reconocerlo, padecen enajenación mental transitoria, y en algunos casos, una grave modificación de la conducta que reprime la agresión, y es sólo en esos momentos cuando entra en juego nuestra capacidad innata de hacer daño, con riesgo de muerte para nuestros semejantes.
Incluso entre los auténticos "locos" (los pacientes de esquizofrenia), su tendencia a mostrarse violentos no es mayoritaria. Muchos pasan vidas tristes, anodinas, aisladas y tienen que convivir con una enfermedad realmente terrible, que sólo con ayuda profesional y familiar puede sobrellevarse para seguir adelante.

En todo lo demás, estoy de acuerdo al 100%. Es denigrante que, sólo por pertenecer al sexo con más testosterona respecto de las hormonas femeninas, cosa que no hemos elegido, tengamos que aguantar la adjudicación y extensión de esa violencia, que, como bien dices, aunque brutal, causa un número de defunciones menor que otras muchas circunstancias, y estigmatiza a un solo sexo.
Gracias también por leer mi comentario, aunque estés de acuerdo. Te invito a visitar la sátira respecto a dicho asunto en un artículo de mi blog
http://alertaminima.blogspot.com/2008/05/no-comment.html